PENSAMIENTOS

Somos lo que pensamos.

Nuestros pensamientos, nuestra actitud mental es lo que dirige nuestra vida y hace que la veamos y la vivamos de una manera u otra. Por eso, se podría decir que el mayor trabajo al que nos enfrentamos cada día es “escoger los pensamientos correctos”. Si somos capaces de pensar lo correcto estamos en el camino  de resolver nuestros problemas o al menos de minimizarlos.

Es un reto cambiar los pensamientos negativos por un enfoque que te lleve a los pensamientos positivos, la manera mas eficaz de empezar es CANCELANDO los pensamientos negativos. Para lograrlo necesitas observar tu propia mente, observar que pensamiento negativo llega a ti, algun miedo, duda, coraje, resentimiento, pesimismo, indiferencia, rechazo, cualquier pensamiento que te impida estar en paz y ser feliz, identificalo y di a ti mismo: “Cancelado!” Por ejemplo, una mama primeriza que siente miedo y ansiedad de salir de su casa sola con su bebe porque le llegan pensamientos de que “el bebe se va a enfermar”, “no voy a poder sola”, “puedo chocar porque el bebe va solo atras y como lo atenderé?”, todos esos pensamientos  negativos impiden la felicidad  y paz de ser mama, lo ideal es identificarlos para tomar control sobre esos pensamientos negativos y cancelarlos, “Cancelado” y hay que SUSTITUIRLO por el pensamiento positivo que genera soluciones, por ejemplo “El doctor ya autorizo que salgamos, mi hijo esta sano y fuerte para salir”, “yo puedo organizarme para llevar la pañalera en la cariola, puedo sola perfectamente”, “mi bebe se arrulla en el carro y disfrutara el paseo”.

Asi de facil podemos cancelar cualquier pensamiento negativo y sustituirlo por pensamientos positivos, vamos a:

1. identificar el pensamiento negativo,

2. buscamos el enfoque de solucion para generar…

3. el pensamiento positivo.

Otro ejemplo de como lograrlo es una situación personal que les comparto, nosotros vivimos desde hace un par de años en zona de huracanes y recién llegue aquí empezaron alertas de huracán, el miedo me hacia vivir un continuo pensar en posibles tragedias, quería salir huyendo en el primer avión y me sorprendía ver a todos tan relajados. Yo ya sabia aplicar el “cancelado” cuando pensaba que me iba a quedar sin comida y agua, “cancelado”, que mi casa se podía destrozar “cancelado”, que me quedara incomunicada con mi familia, “cancelado”, PERO es no era suficiente para mi, la angustia seguía porque no sustituía esos pensamientos negativos por pensamientos positivos basados en el enfoque de soluciones, por lo tanto no recupere mi paz hasta que busque un enfoque de solución… que es lo peor que puede pasar en la realidad de un huracán? ok, me quedo sin servicios un par de días y previo al huracan solo hay que proteger la casa con medidas antihuracanes, enfoque de solución, junte una provisión basica en caso de huracán, comida, agua, velas, pilas, compre cinta gris para proteger ventanas, me informe donde se comprarían las maderas en caso de que el huracán tocara mi ciudad, hable con mi familia y nos organizamos que todo estaría bien aunque estuviéramos incomunicados, se soluciono la angustia!, se soluciono el miedo!, ahora mis pensamientos negativos se sustituian por “gracias a Dios tengo todas las provisiones en caso de huracan”, “gracias a Dios hay maneras de proteger la casa”, “gracias a Dios ya estamos organizados en mi familia si llego a quedar incomunicada”. Recupere mi paz y gracias a Dios aprendi a cambiar los pensamientos negativas por enfoque de solucion que me llevo a los pensamientos positivos. Gracias a Dios el huracán jamas llego!!! así que estaba sufriendo en vano, bien dicen, el sufrimiento es opcional.

No son las situaciones que vivimos las que nos “elevan” o nos “hunden”, es lo que pensamos de esas situaciones y lo que hacemos con ellas lo que hace que no sintamos bien o mal. Y eso depende totalmente de nosotros.

El emperador y filósofo Marco Aurelio lo sintetizó maravillosamente con estas palabras: “Nuestra vida es lo que nuestros pensamientos hacen de ella”.  Si pensamos cosas alegres, estamos alegres. Si pensamos cosas tristes, estamos tristes. Si pensamos que estamos enfermos, estaremos enfermos. Si pensamos de manera positiva, somos positivos. Si lo hacemos de manera negativa, somos negativos. Si odiamos a alguien el propio odio nos corroerá a nosotros por dentro. Si sonreímos a alguien muy probablemente nos devolverá una sonrisa.
 

 

A continuación les comparto algunas afirmaciones que ayudan a enfocarnos en pensamientos positivos y atraen resultados positivos: 

Afirmaciones para sanar tu cuerpo, por Louise L. Hay.

Afirmaciones para atraer abundancia

Afirmaciones para el perdón

Afirmaciones para el amor

 

error: Información Protegida